Integrar medios tecnológicos en el contexto de la vida diaria enriquece el cuidado

En el ámbito del cuidado de las personas, concretamente de personas mayores, la inversión del proceso de evolución tecnológica de la contracción del entorno en un dispositivo móvil hacia la oralidad y la virtualidad de los objetos, o de parte de sus características, puede convertirse en el enfoque que necesitamos para favorecer la innovación tecnológica y la conceptualización de nuevos modelos de atención.

El paciente como parte del proceso de innovación

Con el diseño basado en la experiencia la visión tradicional del usuario como destinatario pasivo de un producto o servicio ha dado paso a una nueva visión de los usuarios como parte del proceso de mejora e innovación. El uso de la información de experiencia del paciente que se encuentra embebido en las interacciones con cada agente y punto de contacto, es una estrategia para impulsar la transformación e innovación.

Comunidad, tecnología y soledad

Es necesario salvar la brecha entre estar en línea, conectado, y fuera de línea, desconectado. Una comunidad puede iniciarse en una reunión en línea, pero para fortalecerse tendrá que profundizar en el mundo fuera de línea. Hablamos de un nuevo enfoque en el que las personas se conectan sólo cuando es necesario (time well spent) y dedica la mayor atención a su ambiente y a su propio cuerpo y sentidos.

Los tipos de intervenciones no farmacológicas en personas mayores.

Las intervenciones no farmacológicas en personas mayores tienen como objetivo optimizar las funciones cognitivas, conductuales y funcionales, además de contribuir a satisfacer ciertas necesidades que presentan los cuidadores. Teniendo en cuenta los resultados que se han podido observar en diferentes estudios, los profesionales estaríamos en el momento de dar un paso a favor del empleo de intervenciones no farmacológicas mas novedosas, mediante el uso de las nuevas tecnologías.

Realidad y futuro de los cuidados

El tercer sector se postula como un importante agente de cambio para liderar la transformación de los cuidados en España y afrontar los nuevos retos, en especial, en los cuidados de personas mayores dependientes. Su naturaleza le permite afrontar un grado de innovación que no puede asumir el sistema público.

Las nuevas tecnologías llevan tiempo contribuyendo a mantener las capacidades cognitivas de las personas mayores

El empleo de la tecnología, asociado a las modificaciones en el funcionamiento cognitivo en la población de personas mayores, viene de lejos. En 1996 se llevaron a cabo por primera vez programas interactivos mediante ordenadores. Desde entonces se han realizado diferentes estudios en los cuales se ha podido observar que realizar actividades de psicoestimulación mediante nuevas tecnologías contribuye a mantener las capacidades cognitivas y a mejorar el manejo y control del entorno en el que viven estas personas. Al mismo tiempo, también, contribuyen a que se mejoren los aspectos emocionales y conductuales.