Necesidades de la población y oportunidades en el AAL

Necesidades de la población y oportunidades en el AAL

Los cambios demográficos referidos en Los 7 retos del contexto demográfico del AAL suponen una nueva sociedad. La disminución de la población joven implica un aumento de los trabajadores mayores, retirados y población muy mayor. Además de encontrar nuevas formas de solidaridad intergeneracional, también habrá que desarrollar nuevos comportamientos y aptitudes hacia esos cambios. Hasta ahora el mercado laboral está dirigido a la población joven, dinámica, trabajadores muy motivados, mientras la población desempleada con edades superiores a los 50 años tiene difícil encaje. Lo mismo ocurre con el consumo: los destinatarios de las campañas de los productos, servicios o actividades son, en su mayoría, gente joven y adultos también jóvenes, pero el mayor grupo de consumidores futuros serán los mayores.
Esta situación ofrece oportunidades para las tecnologías innovadoras, productos y servicios, dirigidas particularmente para las necesidades especiales y los usos de los mayores.

Necesidades

  • Muchos usuarios, en las primeras etapas de la dependencia, necesitan ayuda y apoyo para mantener una vida adecuada y digna en su propia residencia. Con el apoyo adecuado se podrá mantener y extender el tiempo que pueden permanecer en su propio domicilio.
  • Los cónyuges y familiares necesitan seguridad y reducir las incertidumbres e inquietudes que se originan por la situación de dependencia del familiar.
  • El personal de las residencias necesita herramientas que les faciliten que el paciente no desaparezca o sufra un accidente.
  • Acceso a la información a los familiares y mayores dependientes.
  • Fomentar la autonomía de los mayores en sus domicilios.
  • Ofrecer recursos sanitarios capaces de dar respuesta a las necesidades y demandas de los dependientes y familiares.
  • Dar apoyo profesional y emocional a los familiares de las personas dependientes.

Oportunidades

  • Para los individuos. Dirigido a las necesidades de seguridad, salud, independencia, movilidad, participación y relaciones sociales.
  • Para la economía. Los nuevos productos y procesos producen una alta efectividad de recursos y una reducción del coste de los servicios, ofreciendo oportunidades de mercado a la industria, y fortaleciendo la posición de Europa en el mercado existente.
  • Para la sociedad. Supone una mejora del nivel de vida y de la calidad de vida de las personas mayores y proporciona beneficios adicionales a las generaciones jóvenes (estabilización de los sistemas de atención social y sanitaria).

Todas estas oportunidades y necesidades tienen un perfecto reflejo en los principios del diseño para todos (Trace Center de la Universidad de Wisconsin):

  • Uso equitativo.
  • Flexibilidad en el uso.
  • Uso fácil e intuitivo.
  • Información percibida.
  • Tolerancia con el error.
  • Esfuerzo físico.
  • Tamaño.
Anuncios
Acerca de

Tendemos a sobrevalorar el efecto de la tecnología en el corto plazo y a subestimarlo en el largo plazo.

Publicado en 1. e-Salud
A %d blogueros les gusta esto: