Mi opinión sobre: La teleasistencia de “2ªgeneración” no resulta ser una alternativa rentable a la asistencia tradicional

El Whole Systems Demonstrator (WSD), comenzó con grandes titulares sobre los beneficios asistenciales y económicos en torno a la salud:

  • Reducción del 15% de vistas a urgencias.
  • Reducción del 20% de ingresos por urgencias.
  • Reducción del 14% en admisiones.
  • Reducción del 14% de días en cama.
  • Reducción del 8% en costes.
  • Reducción del 45% en tasas de mortalidad: de las personas mayores de 65 años con las tres enfermedades, con casi total probabilidad unas 19.000 habrían fallecido durante el primer año del programa.

Pero el análisis detallado de los datos ha ido mostrando que no hay una evidencia clara, al menos como alternativa a la asistencia tradicional. El último informe en este sentido afirma que la teleasistencia de “2ªgeneración” no resulta ser una alternativa rentable a la asistencia tradicional.
La teleasistencia y la telemedicina como cualquier otra tecnología sólo asumen un significado práctico concreto cuando se ponen en uso en un contexto social específico y material.

En muchos casos , y el WSD puede ser un ejemplo de ello, la introducción de tecnología en un proceso, se realiza sin abordar ninguna modificación en el mismo. Si hablamos de tecnología digital, lo que estaríamos haciendo es digitalizar procesos. La digitalización en sí misma no garantiza evidencia, ni calidad, ni rentabilidad. Para concluir un balance positivo de coste-efectividad es necesario una discusión más amplia. Introducir tecnología para seguir haciendo lo mismo es una excusa de un mal análisis de la necesidad.

Todo debe partir de un análisis de las necesidades: las sociedades que han sido capaces de desarrollar un estado de bienestar  se enfrentan al doble reto del envejecimiento y la cronicidad, además, en un marco de crisis económica. Los sistemas públicos de servicios sanitarios y sociales no son ajenos a esta situación y se ven obligados a evolucionar hacia nuevos modelos de atención capaces de dar respuesta a las nuevas demandas.

La evolución hacia nuevos modelos debe tener su punto de partida en el análisis de la demanda, continuar con el diseño de una estructura organizativa que lo soporte, y finalmente definir los procesos que lo implementen. En ese camino sin duda la tecnología es un gran aliado, pero nunca puede ser el punto de partida. Tendemos a sobrevalorar el efecto de la tecnología en el corto plazo y a subestimarlo en el largo plazo.

Anuncios
Acerca de

Tendemos a sobrevalorar el efecto de la tecnología en el corto plazo y a subestimarlo en el largo plazo.

Publicado en 1. e-Salud, 4. Teleasistencia, 7. Tecnología
One comment on “Mi opinión sobre: La teleasistencia de “2ªgeneración” no resulta ser una alternativa rentable a la asistencia tradicional
  1. Reblogueó esto en Blog Envejecimiento [en-red]y comentado:
    Alfredo Alday, Responsable del Centro de Teleasistencia del Gobierno Vasco analiza en su blog los últimos datos que afirman que la teleasistencia de “2ªgeneración” no resulta ser una alternativa rentable a la asistencia tradicional.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: