BMJ publica datos del programa WSD: menores tasas de mortalidad y hospitalización de emergencia

BMJ publica datos del programa WSD: menores tasas de mortalidad y hospitalización de emergencia

El programa Whole Systems Demonstrator (WSD) del Departamento de Sanidad del Reino Unido involucra a 6191 pacientes y 238 médicos de cabecera, distribuidos en los condados de Newham, Kent y Cornwall. Para los estudios de telemedicina 3.030 personas fueron seleccionadas con una de las tres enfermedades crónicas siguientes: diabetes, insuficiencia cardíaca y EPOC. Para la teleasistencia se utilizaron criterios de atención social.
En el mes de Diciembre de 2011 el Departamento de Sanidad del Reino Unido dió a conocer los primeros titulares.

La prestigiosa British Medical Journal (BMJ) publica el 21 de Junio de 2012 el artículo “Effect of telehealth on use of secondary care and mortality: findings from the Whole System Demonstrator cluster randomised trial” que nos permite conocer un poco más los resultados de dicho programa, en lo relacionado con la Telemedicina.

La creciente prevalencia de enfermedades crónicas, entre una población que envejece, supone un reto demográfico para Europa en concreto, pero con carácter mundial. En la última década se ha visto un creciente uso de la telemedicina como un posible enfoque a este problema. Sin embargo, su uso se ha basado en la asimilación de los resultados de varios ensayos pequeños, a menudo con resultados contradictorios.

El Programa WSD es el mayor ensayo controlado aleatorio de telemedicina y teleasistencia en el mundo. Lo que este estudio añade según la publicación de BMJ sería lo siguiente:

Entre las personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica, insuficiencia cardíaca, o diabetes, la telemedicina podría estar asociada con menores tasas de mortalidad y hospitalización de emergencia. Sin embargo, estas conclusiones podrían estar relacionadas con el aumento, a corto plazo, en el uso del hospital observado en el grupo de control, y que puede haber sido provocado por los procesos de selección durante el estudio. Por otro lado, el ahorro de costos hospitalarios es modesto, y además el costo de la intervención de telemedicina también debe tenerse en cuenta.

La objetividad de estos datos va asociada al sistema de evaluación utilizado. El ejercicio de extrapolación para la definición de estrategias globales requeriría una discusión más amplia de cuestiones en torno a los efectos sobre la rentabilidad, la calidad de vida, y las experiencias de pacientes y cuidadores, así como los cambios en el nivel de la organización.

Effect of telehealth on use of secondary care and mortality: findings from the Whole System Demonstrator cluster randomised trial

A la hora de evaluar el éxito de los sistemas, debemos tener cuidado si utilizamos un criterio de costes (atención de calidad a bajo costo). Esto depende de asumir un punto de vista financiero en particular (el del paciente, el del proveedor de atención médica, o el de la sociedad), y además, tener en cuenta el contexto en el que el servicio está siendo entregado. En última instancia, el imperativo político puede anular un juicio racional de éxito.
Además del aspecto económico, el efecto sobre la calidad de vida también debe ser considerado como parte de un análisis de rentabilidad más amplio.

Anuncios
Acerca de

Tendemos a sobrevalorar el efecto de la tecnología en el corto plazo y a subestimarlo en el largo plazo.

Publicado en 1. e-Salud, 3. Conocimiento, 4. Teleasistencia, 5. Sanidad, 6. Social, 7. Tecnología
A %d blogueros les gusta esto: