Los tipos de intervenciones no farmacológicas en personas mayores.

Las intervenciones no farmacológicas en personas mayores tienen como objetivo optimizar las funciones cognitivas, conductuales y funcionales, además de contribuir a satisfacer ciertas necesidades que presentan los cuidadores. Teniendo en cuenta los resultados que se han podido observar en diferentes estudios, los profesionales estaríamos en el momento de dar un paso a favor del empleo de intervenciones no farmacológicas mas novedosas, mediante el uso de las nuevas tecnologías.

Las nuevas tecnologías llevan tiempo contribuyendo a mantener las capacidades cognitivas de las personas mayores

El empleo de la tecnología, asociado a las modificaciones en el funcionamiento cognitivo en la población de personas mayores, viene de lejos. En 1996 se llevaron a cabo por primera vez programas interactivos mediante ordenadores. Desde entonces se han realizado diferentes estudios en los cuales se ha podido observar que realizar actividades de psicoestimulación mediante nuevas tecnologías contribuye a mantener las capacidades cognitivas y a mejorar el manejo y control del entorno en el que viven estas personas. Al mismo tiempo, también, contribuyen a que se mejoren los aspectos emocionales y conductuales.

¿Podemos usar la tecnología para fomentar las relaciones humanas?

Sabemos que el sentimiento de soledad, junto con el envejecimiento de la población, se intensificará en los próximos años. Además, hay cierta tendencia a ocultar y mantener en la esfera privada este tipo de sentimientos. Por lo que las medidas que se tomen contra el aislamiento deben tener en cuenta este tipo de factores.

El beneficio de los modelos intergeneracionales

Tendemos a ver el envejecimiento como una etapa separada en vez de una extensión de la misma vida. Personas que han tenido vidas ricas y experiencias excepcionales, quedan a veces relegadas a espacios aislados para gente mayor. Existe un beneficio claro, económico y social, para las comunidades que se estructuran y promueven modelos intergeneracionales.

Sin profesionales del cuidado no es necesaria la tecnología

Las tecnologías no eliminan la necesidad de servicios de atención. El cuidado es una de las tareas que no pueden ser reemplazadas por tecnología, pero la tecnología sí puede ser de utilidad para llevar a cabo los cuidados. La tecnología debe ser vista como una herramienta habilitadora para cuidadores y usuarios de servicios donde se han desarrollado nuevas formas de trabajar.