La tendencia a vivir sola

Las conexiones sociales, incluido el contacto con amigos y familiares, son importantes para nuestra salud y bienestar emocional. A medida que continúe el aumento de la vida sola, surgen nuevos desafíos relacionados con la interacción (como bien a proteger) para conectar a las personas y brindar apoyo a quienes viven solos. En la práctica esto supone la necesidad de fortalecimiento de los sistemas que intervienen en el cuidado de las personas y la coordinación entre ellos con un especial protagonismo del desarrollo de las tecnologías de la comunicación en pro de facilitar dicha interacción.

¿El sistema de servicios sociales no colapsa?

La actual crisis por COVID-19 requiere, sin duda, reforzar el sistema sanitario para evitar su colapso y, de manera definitiva, también es necesario reconfigurar los contenidos de atención de los servicios sociales, para garantizar su continuidad ahora y para abordar la nueva situación post-crisis.

No hay una crisis en el sistema de salud, hay una crisis de los cuidados.

Los retos sociales del envejecimiento, la movilidad laboral, los cambios en las estructuras familiares y la prevalencia de enfermedades crónicas, están demandando un cambio de paradigma en el cuidado de las personas. Durante décadas, las sociedades que han desarrollado un estado de bienestar se han dotado de un sistema sanitario potente capaz de atender las …