No son personas «idiotas», diseñemos poniéndonos en su lugar

La experiencia de usuario es un concepto imprescindible en el diseño pero lo es aún más cuando hablamos de personas mayores. Estas personas no miran que el producto o servicio cuente con la tecnología más innovadora del mercado, lo más importante es encontrar el diseño que mejor cumpla sus necesidades personales y les aporte un valor añadido en su proyecto de vida. Así es como se consigue una experiencia del usuario satisfactoria.