La innovación en servicios de apoyo para la permanencia en el hogar

La asistencia debe prestarse donde sea más adecuado y, en principio, en cualquier lugar, como el hogar, residencias asistenciales "de baja intensidad" o con carácter móvil, en la vida cotidiana normal. Las personas que necesitan asistencia deben ser capaces de participar en la comunidad tanto como sea posible y durante todo el tiempo posible. Desde esta perspectiva, el domicilio se convierte en el eje transformador de los cuidados, en un nuevo modelo asistencial para la construcción integral de servicios sociosanitarios.

Sin profesionales del cuidado no es necesaria la tecnología

Las tecnologías no eliminan la necesidad de servicios de atención. El cuidado es una de las tareas que no pueden ser reemplazadas por tecnología, pero la tecnología sí puede ser de utilidad para llevar a cabo los cuidados. La tecnología debe ser vista como una herramienta habilitadora para cuidadores y usuarios de servicios donde se han desarrollado nuevas formas de trabajar.