Sobre la transformación sociodigital de los cuidados para un necesario cambio en el modelo de cuidados de larga duración

Tomando como referencia la Declaración en favor de un necesario cambio en el modelo de cuidados de larga duración, reivindicamos una innovación tecnológica responsable, puesta al servicio de la transformación sociodigital de los cuidados, para sacar todo el provecho posible de las transformaciones tecnológicas en curso, de modo a beneficiar al conjunto de los ciudadanos, sin que nadie se quede atrás.

¿El sistema de servicios sociales no colapsa?

La actual crisis por COVID-19 requiere, sin duda, reforzar el sistema sanitario para evitar su colapso y, de manera definitiva, también es necesario reconfigurar los contenidos de atención de los servicios sociales, para garantizar su continuidad ahora y para abordar la nueva situación post-crisis.

La innovación en servicios de apoyo para la permanencia en el hogar

La asistencia debe prestarse donde sea más adecuado y, en principio, en cualquier lugar, como el hogar, residencias asistenciales "de baja intensidad" o con carácter móvil, en la vida cotidiana normal. Las personas que necesitan asistencia deben ser capaces de participar en la comunidad tanto como sea posible y durante todo el tiempo posible. Desde esta perspectiva, el domicilio se convierte en el eje transformador de los cuidados, en un nuevo modelo asistencial para la construcción integral de servicios sociosanitarios.

Riesgos sociales: “Estamos ante un cambio de época, pero seguimos con soluciones del siglo pasado”

Es prioritario la modernización tecnológica y funcional del área asistencial del sistema social y sanitario, con una orientación hacia la atención básica o primaria, la integración del hogar dentro del sistema, la asistencia de los colectivos más vulnerables y de manera transversal desarrollar un modelo de atención integral y centrada en la persona.

Integrar medios tecnológicos en el contexto de la vida diaria enriquece el cuidado

En el ámbito del cuidado de las personas, concretamente de personas mayores, la inversión del proceso de evolución tecnológica de la contracción del entorno en un dispositivo móvil hacia la oralidad y la virtualidad de los objetos, o de parte de sus características, puede convertirse en el enfoque que necesitamos para favorecer la innovación tecnológica y la conceptualización de nuevos modelos de atención.

Comunidad, tecnología y soledad

Es necesario salvar la brecha entre estar en línea, conectado, y fuera de línea, desconectado. Una comunidad puede iniciarse en una reunión en línea, pero para fortalecerse tendrá que profundizar en el mundo fuera de línea. Hablamos de un nuevo enfoque en el que las personas se conectan sólo cuando es necesario (time well spent) y dedica la mayor atención a su ambiente y a su propio cuerpo y sentidos.